Recomendaciones para hacer un buen Currículum Vitae (Hoja de Vida)

1Parece que a mucha gente le gusta llevar el CV bien cargado de cosas, que cuanto más largo sea y más texto tenga, mejor. Tanto que a veces lo llenan de forma indiscriminadaponiendo cosas que, simplemente, sobran.

Título: “Currículum Vitae”. Es algo que hace muchísima gente, pero totalmente prescindible. Utiliza ese espacio para poner tu nombre con una fuente algo más grande o simplemente, quítalo. Tendrás más sitio para cosas más importantes.

Trabajos temporales y/o esporádicos que hiciste cuando eras estudiante: trabajar en una pizzería, canguro… Esto sólo se valora si sigues siendo estudiante, ya que se ve que eres una persona responsable y trabajadora.

El estado civil no es necesario: recuerda que estás buscando trabajo por tus aptitudes personales, por tu experiencia y conocimientos. A nadie le importa si estás casado, soltero o divorciado.

Los estudios básicos son totalmente prescindibles cuando ya cursamos una carrera, un máster o similar. Se sobreentiende que para haber llegado a licenciado o graduado, has pasado por el colegio y el instituto.

Las notas no hace falta que vayan en tu CV a no ser que sean brillantes (tipo matrícula de honor). Así que no es necesario que se vean reflejadas en el currículum si no te lo piden.

No adjuntes certificados de titulaciones de licenciatura, cursos y demássalvo que la empresa te lo pida de una forma explícita.

¿Qué hace que desestimen tu currículum de un vistazo?

Quizá esto te resulte injusto, pero debes intentar adaptarte a la situación actual. Por eso, te recomendamos que sigas los siguientes consejos. Para que tu currículum no termine en la basura solo de un vistazo.

1. No incluir fotografía. Es uno de los principales filtros que tienen las empresas. Por eso, nunca te olvides de incluirla.

2. Correos electrónicos con nombres infantiles o bromistas. Indicará falta de madurez o incluso de profesionalidad. Olvídate del cargo si no tienes un correo de persona adulta.

3. Desorganización. Siempre ordena tu trayectoria profesional con fechas que se vea primero lo más reciente hasta lo más antiguo. Así será más fácil conocer tu carrera de un vistazo.

4. Extenderte demasiado. Recuerda que los reclutadores emplean poco tiempo en ver cada currículum. Si escribes demasiada literatura, puede que ni comiencen a leerlo.

5. Faltas de ortografía. Da igual que para el cargo no necesites escribir en absoluto. No es que muestre una falta de cultura, parece una falta de interés. No te cuesta nada pasar el corrector ortográfico.

Todas y cada una de estas cosas se pueden observar de un simple vistazo. Cuidado con todos estos errores, porque harán que tu currículum sea desestimado en segundos.

Fuente: Forbes.es